Telefono: 93 588 91 90 – Fax: 93 588 91 91 Email: grumeber@grumeber.com

La grabación mediante el láser es un proceso sin contacto entre el objeto grabado y “lo que se va a grabar“. Una de las ventajas de este tipo de grabación es la posibilidad de trabajar en muchos tipos de materiales, independientemente de su dureza, desde aceros, cerámicas hasta metal duro, silicio, etc. El láser genera un efecto de desgaste sobre el material que se va a cortar o grabar. El nivel de desgaste (o profundidad de grabado) puede ser desde micras, hasta lo que nos permita la potencia del láser (centímetros). Así mismo, hay superficies, como los plásticos o el metal, sobre los que el láser provoca una especie de reacción química que produce un cambio de coloración, por donde ha sido aplicado (a esto se le llama marcado láser).

En este artículo, vamos algunos consejos para el grabado por láser. ¡Comenzamos!

Consejo nº1: Preparación para el corte

Antes de llegar a las puntas de corte y grabado, vamos a empezar con algunas buenas ideas para la preparación de cortar o grabar.

  • Enmascaramiento: Si quieres grabar en algún material en particular, debemos ser consciente de que con el humo para la grabación láser puedes ensuciar los bordes de la superficie grabada. Para evitar ésto, podemos cubrir la superficie con cinta adhesiva y así proteger la superficie. La cinta no debería disminuir la potencia del láser (pero si creemos que la potencia no es suficiente podemos subir la potencia un poco) y la cinta de enmascarar protegerá el material alrededor del grabado. Después de ejecutar la grabación mediante láser simplemente retiramos la cinta adhesiva. Ésto es muy utilizado en el caso del grabado en cuero.
  • Guardar presets: Su láser debería tener algunos ajustes sugeridos para el corte o grabación por láser de diferentes materiales y espesores. También debe ser capaz de cargar estos archivos a su ordenador o láser y guardarlos como predeterminados. Debes asegurarse de guardar con un nombre fácil de recordar, en forma de presets, así lo podremos utilizar la próxima vez que necesites grabar en un material que ya hayamos grabado anteriormente.
  • Cortes de prueba: Cuando tengamos un valor preestablecido para cortar un material con el que hayamos grabado, es recomendable realizar pequeños cortes a modo de prueba antes de realizar el trabajo por completo. Haz un pequeño circulo o cuadrado (aproximadamente 1/4″ o 1/2″ de ancho) y corta en una esquina o en un poco de material desechable. Así podremos ver si necesitamos aumentar o reducir la potencia del corte antes de realizar el trabajo.

Consejo nº2: El poder de las capas

Varios de los trucos de los cuáles os vamos a contar, requieren ser capaz de imprimir sólo un parte del archivo o diseño a la vez. La manera más fácil de hacerlo es poniendo las diferentes partes del diseño en capas diferentes de un archivo. La mayoría de programas gráficos nos permiten crear diferentes capas, si bien podemos poner todo en un capa, a veces es más ventajoso el uso de capas, por:

  • Controlar el orden de los recortes: Su láser debe tener algunas opciones para determinar el orden en que se cortan las líneas, pero de una manera que puedas controlar los diferentes cortes en las capas separadas a la hora de convertir la impresión en capas de apagado y encendido en el orden que desee.
  • Tener múltiples piezas y diseños en un solo archivo: En lugar de tener un archivo distinto para cada diseño, simplemente poner a todos en un solo archivo y ponerlos en capas individuales. A continuación, sólo tienes que imprimir las capas de una en una. Ayuda a mantener las cosas organizadas.
  • Creación de guías: Puede que sea necesario crear unas guías para el trazado de su diseño tal vez necesitas colocar de objeto en objeto. Si no desea que éstos se impriman, debes ponerlos en su propias capa y apagar la impresión de la capa que sea.

Consejo nº3: Vetas de la madera y la grabación láser

Si has diseñado un logotipo o una imagen y quieres grabarlo en un trozo de madera. La madera es un material ideal para el grabado con láser pero hay que ser consciente de la diferencia entre el grabado en una pieza sólida de madera frente a un material compuesto como la madera contrachapada. A diferencia de un material fabricado de madera natural no es uniforme. Los granos de la madera representan diferentes tipos crecimiento de la madera (invierno o verano) y cada uno de ellos se quemarán de forma diferente. Por lo general, los granos más oscuros son más duras y las partes más ligeras entre ellos es más suave. Es importante si tenemos un aspecto uniforme en la grabación láser, pues es probable obtener mejores resultados de una buena madera contrachapada, donde la capa superior es más uniforme.

Consejos nº4: La superposición de líneas

A menudo, cuando cortamos varias piezas a la vez, lo más recurrente es hacerlo uno contra el otro por lo que las líneas se superponen similares. Esta es una buena idea, sin embargo no es una buena manera.

Digamos que, por ejemplo, tienes un montón de piezas para cortar. Si dibujas 2 casillas (4 lados cada uno) y, a continuación, pones uno contra el otro se vería sólo hay una línea entre ellos. El problema con esto es que a pesar de que parece que hay en una sola línea en el lado de la superposición, el equipo aún ve 2. El resultado final es que muchas líneas se cortar una encima de la otra. Esto puede llevar a que se queme el borde, en lugar de un corte limpio.Lo que supone una perdida el tiempo en un recorte innecesario.

La manera de solucionar este problema es eliminar una de las líneas que se duplicó. Dibuje una de las piezas con 3 lados y pero contra el que tiene 4 lados.

Consejo nº5: Raster vs Vector

La principal diferencia entre un grabado de trama y uno de corte vectorial, es que para el grabado de la cabeza del láser que va izquierda a derecha en el área de impresión y luego se mueve hacia abajo y repite hasta que se ha grabado la imagen. Con el vector cortado el láser simplemente traza las líneas de corte. Como resultado, el grabado de trama tarda mucho más tiempo que los recortes del vector.

Entonces, si tenemos un diseño como un mapa, que en su mayoría son líneas. ¿Se puede ejecutar como un grabado de trama?

La ventaja de esto es que se puede establecer la línea de espesor a lo que desees y que cuentas con diferentes líneas con diferentes grosores. La desventaja es que va a tomar mucho más tiempo para grabar.

Si el diseño es un archivo vectorial (esto no funciona con imágenes de mapa de bits) hay una manera más rápida para crear sus líneas. Establecer el archivo como un vector de corte pero a su vez baja la potencia y aumenta la velocidad. Por ejemplo, para cortar a través de 1/8 “de madera contrachapada pondríamos la potencia del láser al 100% y la velocidad a 20%, pero justo al acabar de marcar la madera cambiaríamos la potencia al 30% y la velocidad a 95%. Así que en lugar de cortar a través del material del láser quema simplemente una línea delgada en ella. La ventaja es que va a ser mucho más rápido que el grabado. La desventaja es que la línea va a quedar muy delgada y no se podrá variar el espesor de la misma.

Consejo nº6: El láser de las líneas vectoriales más gruesas

En nuestro anterior consejo tratábamos de cómo utilizar la configuración del vector, simplemente marcando líneas en el material para producir la línea del diseño. Sin embargo, la desventaja de este truco es que la línea es muy delgada. Pero hay una manera de marcar el láser y obtener líneas más gruesas. El láser tiene un enfoque muy estrecho así que al bajar su material un poco, el láser va a perder el foco y extenderse. La forma en que lo haríamos sería poniendo un pequeño trozo de madera que es aproximadamente 3/8 “de espesor en la parte superior del material en uso y tener el foco del láser en la madera. Después, ejecutar el láser en un entorno de vectores (con una menor nivel de potencia y una velocidad más alta). El resultado es una línea mucho más gruesa que si el láser centró correctamente.

Hay 2 inconvenientes a tener en cuenta con esta técnica. Una de ellas es que la línea es un poco más suave y no tan nítida como un grabado de trama. En segundo lugar, en las esquinas de las líneas del láser se detiene sólo un poco a medida que cambia la dirección de modo que las esquinas se queman un poco más profundo. Las esquinas parecen que tienen pequeños puntos en ellos.

Consejo nº7: Añadir un marcado vectorial al borde del grabado

Normalmente, debemos conseguir bordes agradables para cualquier grabado que hagamos (si no comprobar su lente y el enfoque). Pero si queremos dar a los bordes de su grabado un poco mayor nitidez aquí hay tenemos un buen truco. Añadir una marcado vectorial al borde del grabado.

Una vez más, tendrá que tener su imagen como un archivo vectorial. Seleccione la imagen y añada un trazo fino para el borde. Al configurar el láser, establece el trazo de un vector cortado pero a su vez reduce la potencia y aumenta la velocidad, esto se quemará pero no cortará el borde del grabado. Después de que el láser haga el grabado, volveremos y grabaremos una delgada línea alrededor del borde. Esto es un gran efecto.

Consejo nº8: Marcar el área objetivo

Algunas veces vas a necesitar marcar un nuevo área objetivo que no es el área de origen. Por ejemplo, un trozo de plástico de desecho que ya han cortado varias formas, pero no hay suficiente espacio entre algunos de los viejos recortes para llevar a cabo un nuevo corte. ¿Cómo puede obtener con precisión un nuevo corte en el espacio que nos queda?

En primer lugar debes medir el área de destino y así obtendrás sus dimensiones aproximadas. Debes asegurarte que hay suficiente espacio para lo que se pretendes cortar. A continuación, coloque el trozo de material en el láser y mida hacia abajo y través  de él, desde origen del láser hacía la zona objetivo. Por ejemplo, un 1 “por 2” rectángulo situado a 2,5 “hacia abajo desde la parte superior y 1,75” por encima del borde izquierdo. Luego deberás guiar para delimitar la zona de destino y la posición en la distancia tanto el origen como el área en el material de desecho. Coloca el diseño o cortado en la zona objetivo. Asegúrese de que sus guías no se imprimirán y ejecuta el archivo. Si usted ha medido todo correctamente su salida de corte debería estar en el área de destino.

Consejo nº9: Grabación por láser de objetos múltiples 

Digamos que usted tiene un montón de laminados de madera donde deseas grabar su logotipo. Puedes poner uno en el origen del láser y los grabamos uno por uno. Pero ¿no sería más agradable poder poner varios a la vez y hacer el grabado  a todos ellos?

El truco consiste en crear una cuadrícula donde puedas poner las piezas sobre él y con la precisión del láser grabar en ellas. Crear un nuevo archivo vectorial del tamaño de su cuadricula láser. A continuación, mida una de sus formas/elementos. Si puedes conseguir  la silueta exacta genial, pero si no tendrás que averiguar una forma geométrica que se ajuste y le sea agradable, como un círculo o un cuadrado,y que vaya a encajar perfectamente. Esta será su forma deseada. Crea el destino y la posición de su diseño (el grabado o corte) en el área objetivo. Ahora copia tanto el objetivo como su diseño y pega tantas copias como se puedan en el espacio de su cuadricula láser.

Consejo: dejar un pequeño espacio entre los objetivos para que no choquen entre ellos.

Antes de imprimir el archivo, mover los objetivos a una capa y su diseño a otra capa. A continuación, apague la impresión de la capa con el diseño.

Corte un pedazo de cartón con el tamaño de su cuadricula láser y ponlo en el láser. Ahora asegúrese de que la capa con objetivos está configurada para imprimir. Graba, marca o corta las formas de destino en el tablero de la tarjeta. Esto creará una cuadrícula en el cartón que coincidirá con el del archivo. Ahora coloque los artículos que se van a grabar en los objetivos marcados en el cartón. No se olvide de volver a centrar el láser en la parte superior de lo que está grabado en él. Ahora puede desactivar la impresión de la capa de destino y encender la impresión de la capa de diseño.

Consejo nº10: Usar puntos rojos para averiguar donde cortar o grabar

El láser que utilizamos en Grumeber tiene la opción de activar un puntero láser, el cual proyecta un punto rojo donde el láser de corte/grabado se disparará. Esto nos es útil para averiguar dónde el láser cortará antes de ejecutar el trabajo en el material. Simplemente apagando la alimentación del láser y activando el punto rojo. A continuación, ejecute el archivo y ver hacía donde va el punto rojo.

Una cosa a tener en cuenta es que esto funciona bien con líneas vectoriales, donde el láser/punto rojo traza las líneas, pero no funciona igual de bien con grabados donde el láser pase hacia atrás y por todo el área del grabado. Si necesitamos utilizar el punto rojo para averiguar dónde un grabado va a terminar, lo que podemos hacer es dibujar un cuadrado o un círculo alrededor del vector y luego el punto rojo traza la pieza. O dibujar líneas centrales en horizontal y en vertical.