Telefono: 93 588 91 90 – Fax: 93 588 91 91 Email: grumeber@grumeber.com

En todos los talleres de mecanizados especiales, existen diferentes tipos de procesos de elaboración mecánica. Desde el proceso más moderno que incluye el láser, hasta el más simple como el proceso de elaboración por viruta. Sin embargo, si hay uno en particular que es pieza clave en cualquier taller mecanizado, es sin duda alguna el proceso de tornería.

El proceso de tornería, es un oficio de enorme demanda dentro de los mercados de las grandes industrias. Tanto es así, que las grandes empresas que tienen grandes mecanizados buscan a la mayor cantidad de torneros en todas las regiones. Otorgan así a los torneros, un papel protagonista e importante dentro de las fábricas.

El proceso de tornería: ¿En qué consiste?

De una forma bastante resumida, un proceso de tornería es aquel método empleado para tornar, crear, darle forma e incluso reparar diferentes partes metálicas que componen a una maquina (desde un automóvil hasta un horno de panadería). Es en la tornería, donde las “partes pequeñas” se unen a las “partes grandes” para que estas funcionen correctamente dentro de la máquina o pieza. Los torneros (profesionales encargados de la tornería), se dedican a la labor de crear, tornar y moldear las piezas. Se necesita la fuerza de un forjador de metales y la precisión de un cirujano. Es por ello, que es una profesión que siempre va a estar en demanda constante dado la enorme necesidad de las piezas en la vida diaria.

Hoy en día, existen tantos artilugios mecánicos, que la tornería ha tenido que subdividirse para compensar la enorme demanda del mercado. Si quieres ampliar información de lo que es un torneo, su importancia y un poco su historia, puedes leer este documento.

Subdivisiones de la Tornería

El mercado de la industria pesada, ha tenido que subdividirse en varios pequeños mercados para sustentar la enorme demanda. Sin embargo, nada ha sufrido más subdivisiones en el mercado que la propia tornería. Existen torneros que se dedican a uno o a varias de estas ramificaciones, pero las más importantes son:

  1. Tornería Fresadora: rama de la tornería que consiste en los cortes especiales dentro de una o varias piezas de una máquina. En principio, esta rama formaba parte de la tornería como tal, pero después de que se necesitaran cortes especiales para la industria automotriz o en la informática, pasó a ser una rama independiente de la tornería.
  2. Tornería copiadora: para crear, reparar y moldear una misma pieza varias veces. Se utiliza sobre todo para la rama de la medicina y la odontología.
  3. Tornería “revolver”: diseño mecanizado para utilizar varias herramientas de la tornería al mismo tiempo. Se considera una subdivisión debido al empleo masivo de diferentes herramientas al mismo tiempo, por lo que se necesita una gran precisión.
  4. Tornería automática: rama de la tornería que consiste en emplear máquinas (CNC) para crear piezas desde muy pequeñas hasta las medianas. Es el más popular actualmente, por la enorme facilidad y el desempeño óptimo que supone las CNC en la creación de piezas pequeñas.

La importancia de la tornería

Los papeles protagonistas de las diferentes áreas que conforman la tornería son inmensas. Cada pieza que se crea, moldea o copia, sirve para el buen funcionamiento de una máquina. En un mundo industrializado, cobran una importancia cada vez mayor tanto en el proceso como en las personas que lo desarrollan. Pero, pese a la enorme demanda y a la enorme importancia de los torneros, la cantidad de profesionales que se dedican a este oficio está disminuyendo. Esto se debe a diversos factores como cambio de trabajo, el avance de la importancia de la ingeniería en comparación con los oficios y mejores salarios en otros sectores del mercado, entre otros.

A pesar de que la tornería ejerce una importancia para el mantenimiento y creación de diferentes objetos de la vida diaria, el hecho de que muchos torneros estén cambiando de este oficio, ya es una realidad preocupante. Es un sector dentro de la industria pesada que es fácil pasar de largo, pero con enormes consecuencias si se llegara a abandonar.

La reactivación del sector por parte de las empresas españolas

Dentro del territorio español, la principal motivación de que los torneros dejen los talleres de mecanizados, es el enorme consumo de tiempo dentro de la misma. Esto, imposibilita tiempo de estar de vacaciones o en familia. Es por ello, que las empresas españolas han empezado a recapacitar en el papel de los torneros en los talleres. Han facilitado mejores salarios, mas competitividad, mejor preparación y ascensos dentro de las mismas. De esta forma, la rama de tornería que vino decreciendo en España a principios del año 2015, volvió a subir en el año 2017.

Empresas como Grumeber, eligen a los mejores torneros, ofreciéndoles las mejores condiciones de trabajo y mejor salario. En ciudades como Madrid, Barcelona o Málaga también existen empresas que ofrecen todas las comodidades a los torneros para que sean eficientes y eficaces dentro de su ambiente de trabajo. De esta manera, se reactiva un sector que estaba en pausa durante dos años bastante malos.