Telefono: 93 588 91 90 – Fax: 93 588 91 91 Email: grumeber@grumeber.com

Cuando se habla de mecanizado de piezas se hace referencia a procesos de elaboración que comprenden un conjunto de operaciones. Que permiten la creación de una determinada pieza mediante la remoción de material. La remoción puede realizarse mediante abrasión o por arranque de viruta. Las piezas se elaboran en los talleres de mecanizados a partir de productos semielaborados como barras redondas o cuadradas, lingotes y lupias.

En el mecanizado por arranque de viruta la pieza se elabora quitando el material sobrante con una herramienta. Lo que origina un desperdicio conocido como viruta, debido a los cortes realizados por las herramientas empleadas. Las cuales generalmente poseen una o varias cuchillas o filos, como también se les conoce. Este tipo de mecanizado comprende dos procesos el desbastado y el acabado.

El proceso de desbaste involucra la eliminación de gran cantidad de material sobrante, en él hay poca precisión. La pieza adquiere una forma intermedia pero necesita de nuevos cortes. En el proceso de acabado la pieza adquiere su forma definitiva, en éste se elimina muy poco material sobrante, pero con un alto nivel de precisión.

En el proceso de abrasión el material sobrante se elimina por desgaste, por la acción de una película abrasiva. Que se frota sobre la superficie de la pieza con una herramienta bien sea manual o eléctrica. La fuerza de roce de la herramienta desprende las partículas del material dando la forma deseada a la pieza. El acabado final de la pieza es de muy buena calidad, sin embargo el tiempo del proceso es prolongado.

Otros tipos de Mecanizado de piezas

El arranque de viruta y la abrasión, no son los únicos tipos de mecanizado. En algunas aleaciones como el acero el mecanizado se hace por laminación en frío o caliente, forja o soldadura. Existen otros métodos como el estampado, el trefilado, el doblado, el embutido y la extrusión. Este singular proceso se conoce como forjado sin arranque de viruta y es un proceso muy utilizado en la industria.

Es común que el mecanizado de piezas se clasifique también por las herramientas que se utilice para elaborar la pieza. De acuerdo a ello se puede clasificar en mecanizado manual y mecanizado con máquinas. En el mecanizado manual se utilizan únicamente herramientas de corte como la sierra, de devastar como limas y escofinas. También se usan buriles y cinceles, la pieza se elabora en un torno o en una fresadora manual.

En él exige al trabajador gran destreza y experiencia en el uso herramientas manuales de mecanizado, además de la fuerza. Con este proceso se disminuye el consumo de materiales y las piezas terminadas obtienen un mejor acabado. Además las piezas se pueden obtener mediante deformación, golpeando el material con martillo y otros elementos. O mediante el arranque de virutas utilizando distintas herramientas.

El mecanizado con máquina consiste en fabricar piezas con la ayuda de herramientas eléctricas de manejo manual, semiautomático o automático. Incluso actualmente existen

herramientas automatizadas para la fabricación de piezas, que se utilizan fundamentalmente para la fabricación a gran escala. Aunque muchas piezas de uso cotidiano se siguen fabricando con máquinas convencionales.

Algunas herramientas utilizadas para el mecanizado de piezas

Torno: es la herramienta para el mecanizado más utilizada, permite fijar la pieza en el plato del torno. Y girarla sobre su eje a una determinada velocidad. Mientras que la cuchilla de corte actúa sobre ella eliminando el material sobrante de áreas determinadas.

Fresadora: a diferencia del torno, en esta herramienta el movimiento de corte lo realiza la fresa. La cual gira sobre su propio eje, la pieza es llevada a la fresa por la mesa de la fresadora. Para que se realicen los cortes necesarios.

Taladro: es una herramienta de mesa a la que se le incorpora una broca de un determinado diámetro. Realiza un movimiento circular de avance que permite por medio de la broca hacer a agujeros en la pieza.

Limadora: es una herramienta que realiza cortes lineales sobre la pieza, la cual debe estar fijada a la mesa. Esta herramienta es similar a la cepilladora, aunque esta última es de mayor tamaño y permite cortes más precisos.

Mortajadora: esta herramienta permite desbastar material del interior de un orificio, por medio de un movimiento rectilíneo de corte. La pieza a mecanizar debe estar sujeta a la mesa de la máquina.