Telefono: 93 588 91 90 – Fax: 93 588 91 91 Email: grumeber@grumeber.com

En Grumeber ya contábamos con la certificación de calidad ISO 9001. Pero han salido nuevas normas específicas para la industria del automóvil. Hablamos de la IATF 16949:2016, norma que ya está en uso por cualquier empresa de decoletaje en Barcelona, o cualquier otro lugar, para empresas del sector automovilístico.

Basada en la norma internacional de calidad ISO 9001, la IATF 16949:2016 es la norma más importa de sistemas de gestión de calidad o GSC. Fue creada específicamente para la industria del automóvil y sus proveedores de piezas mecanizadas.

Con esta norma de gestión se pretende mejorar continuamente la prevención de errores, la reducción continua de los tipos y la cantidad de residuos desechados por la cadena de producción automotriz.

Estas normas de calidad aumentarán la seriedad en la gestión y ofrecerán confianza tanto a socios clientes como socios comerciales. Esta certificación te ayudará a demostrar el compromiso de mejorar continuamente la calidad de tus procesos, tanto por partes internas como externas.

Quién debe cumplir la GSC

No es obligatorio, pero la mayoría de las marcas y fabricantes de automóviles (y otras formas de transporte), solo trabajan con empresas que estén certificadas en la norma 16949:2016. Para poder garantizarse el cumplimiento de las altas especificaciones que se requieren cumplir por la norma. A exceptuar los fabricantes asiáticos que trabajan con sus propias especificaciones.

Esta norma es importante para cualquier proveedor de automoción. Desde los pequeños talleres de mecanizados hasta multinacionales de miles de empleados. Siempre sin independencia de su ubicación geográfica.

Relación con la norma ISO 9001

La IATF 16949 está basada en la ISO 9001 pero aplicada específicamente en el sector de la automoción. Son reglas distintas ya que no se pusieron de acuerdo con las licencias en un documento que incluyera a las dos normas de calidad.

Por eso, cualquier empresa que provea de productos o servicios a las diferentes industrias del automóvil deben auditar su trabajo con las dos normas. Según el organismo de la IATF, esto pasa en otros sectores para poder definir unos objetivos específicos de calidad. También comenta que, aunque no sea la manera óptima, funciona correctamente para lograr los objetivos de calidad incluidos.

El organismo comenta que las dos normas durarán mucho tiempo y mantiene que seguirán las relaciones estrechas con la ISO. Por eso la 16949 en varias secciones remite a la documentación 9001.

Por esto mismo, el organismo defiende que exista y que siga existiendo esta doble certificación. Así se podrán conseguir los objetivos de calidad necesarios para el sector de la automoción. De ahí que las empresas proveedoras deben certificarse en las dos normas.

Resumen de la IATF 16949

Como resumen, la aplicación de la norma tiene acciones:

  • Realizar un análisis modal de fallos y efectos, controlando así los posibles defectos en las fases de diseño y fabricación de la pieza mecanizada.
  • Obtener respuestas de los trabajadores para comprobar si son conscientes de la contribución que están haciendo al trabajo.
  • Creación de un plan de contingencia. En este plan debe estar dispuesto los pasos a tener en cuenta por si hay imprevistos como fallos de la maquinaria clave o problemas de mano de obra etc…
  • Un plan de limpieza de la maquinaria y del talle donde se producen los mecanizados de piezas, evitando así la contaminación entre productos.
  • Tener una política de prevención de corrupción, así como un código de ética y conducta para empleados.
  • Obligar a los empleados que firmen un NDA o acuerdo de confidencialidad. Así se garantiza que no salga información tanto de los proyectos como de los productos en desarrollo contratados por la empresa automotriz.
  • Seguimiento del estado de la maquinaria y aparatos del taller.
  • Poner en marcha un programa de prototipos.

Tiempo para adaptarse

Hasta el 1 de octubre de 2017 las empresas que quieran convertirse en proveer a la industria automovilística se podrán seguir auditando con la antigua ISO/TS 16949:2009. A partir de esa fecha, las auditorias que se realicen se realizarán respecto a la nueva norma IATF 16949.

Las empresas que ya estuvieran certificadas con la norma de 2009 deberán hacer una transición, que no es más que una auditoría, para conseguir la nueva certificación IATF 16949:2016. Esto se podrá hacer hasta el 14 de septiembre de 2018.

A mayor tiempo que pueda tener una empresa para implantar los requerimientos del estándar IATF 16949, mejores resultados tendrán en la auditoría. Además, son 200 cambios que exigen mucho tiempo y compromiso de toda la organización.

Beneficios de esta nueva norma

Gracias a esta certificación que compromete clara y transparentemente la mejor continua y con su nivel de calidad, puedes tener beneficios como:

  • Ya que no todas las empresas tendrán esta certificación y las empresas automovilísticas solo contratan empresas con esta certificación, podrás optar a nuevos clientes.
  • Se mejorará la calidad del proceso de decoletaje, y por consiguiente del producto, gracias a la reducción de residuos y de costes.
  • Ya no harán falta otras auditorías ni certificaciones. Toda la industria automotriz reconoce y utiliza como estándar esta certificación