Telefono: 93 588 91 90 – Fax: 93 588 91 91 Email: grumeber@grumeber.com

Un taller de mecanizado es una empresa a la que puedes encargar la fabricación de diferentes tipos de piezas. Algunas de ellas se realizan mediante el proceso conocido como torneado. Pero ¿qué es el torneado? Desde Grumeber queremos aprovechar esta nueva entrada en nuestro blog para explicarte en qué consiste el proceso mecánico del torneado.

Proceso de torneado ¿En qué consiste realmente?

Se trata de un proceso mediante el cual se crean superficies de revolución por medio del arranque de viruta. Las superficies de revolución son aquellas en las que, si realizamos un corte por un plano perpendicular a su eje, su resultado es circular. Por lo que la pieza tiene un movimiento circular o rotatorio mientras que la herramienta tiene un movimiento lineal.

De este modo, se podrá realizar diferentes tipos de piezas muy variados, mediante la combinación de estos movimientos, en función de la complejidad, del diámetro y la longitud de la pieza que se vaya a mecanizar.

Se pueden encontrar diferentes tipos de tornos, donde los más frecuentas que podrás encontrar son: torno frontal (dedicado para la fabricación de piezas cortas y de gran diámetro), torno horizontal, torno vertical (el eje principal es vertical respecto al suelo), y los tornos empleado para la industria del decoletaje, como pueden ser los tornos multihusillos, los cuales pueden realizar la fabricación de varias piezas al mismo tiempo.

Etapas del proceso de torneado

El trabajo mecánico de torneado conlleva una serie de etapas que se dividen en:

  • Tiempo de carga/descarga: es el tiempo que se emplea en la fijación de la pieza a trabajar en el torno. La duración de esta etapa dependerá del tamaño y peso de la misma, así como de otras características de la pieza.
  • Tiempo de corte: es el tiempo destinado que las herramientas de corte emplean para realizar todos los cortes necesarios para obtener la pieza deseada
  • Tiempo de ocioso: Tiempo ocioso.
  • Tiempo de sustitución de herramienta: tiempo empleado en sustituir una herramienta que ha excedido su vida útil.

Procesos de torneado

Los procesos mecánicos de torneado se llevan a cabo con herramientas de corte cuya posición en la máquina es fija y la posibilidad de desplazamiento lateral permite separar una viruta. El corte se efectúa gracias a una muy fuerte presión de la arista cortante sobre una superficie trabajada. Se debe distinguir entre los diferentes tipos de procesos:

  • Cilindrado: es el proceso que permite obtener una geometría cilíndrica de revolución. Tiene una aplicación tanto a nivel exterior como a nivel interior.
  • Refrentado: proceso mediante el cual se permita la obtención de superficies planas perpendiculares al eje de rotación de la maquinaria.
  • Roscado: Permite obtener piezas como roscas, tornillos, roscado exterior y tuercas, roscado interior.
  • Ranurado: proceso mediante el cual se permite obtener ranuras de revolución.
  • Tronzado: este proceso permite tronzar o cortar la pieza perpendicularmente al eje de rotación de la pieza.
  • Moleteado: proceso que permite el marcado de la superficie cilíndrica de la pieza a fin de facilitar la rotación manual de la misma.

Ventajas y desventajas del torneado

Las ventajas que tiene el proceso de torneado son:

  • Buen acabado superficial.
  • Requiere de una menor energía que otros tipos de procesos.
  • El control de la viruta es más sencillo.

Aunque el torneado también presenta algunas desventajas como son:

  • La mayor parte de los defectos que se producen son imprecisiones en la superficie, como puede ser la rugosidad.
  • Queda limitado a geometrías de revolución.
  • Produce un considerable desgaste de la herramienta.

Materiales utilizados en el proceso del torneado

Los materiales más empleados en las operaciones de torneado, así como en otros procesos de mecanización son:

  • Acero al carbono
  • Cobre
  • Acero inoxidable
  • Zinc
  • Aluminio
  • Magnesio
  • Otros materiales: plomo, estaño, níquel, titanio, cerámicas, termoplásticos y termoestables.

Los componentes utilizados en este proceso tienen importantes aplicaciones en el sector de la automoción, telecomunicaciones, maquinaria industrial y otros componentes electrónicos y eléctricos. Algunos ejemplos que podemos encontrar de piezas torneadas son: varillas, pasadores, tornillos, roscadas, cojinetes, ejes, …