¡Llámanos!Consúltanos
93 588 91 90 – Fax: 93 588 91 91 grumeber@grumeber.com

En ocasiones, los términos de fabricación aditiva e impresión 3D se utilizan como si fueran sinónimos, pero lo cierto es que no son lo mismo. Para que aprendas las diferencias, en este post, te vamos a explicar qué es la fabricación aditiva y en que se distingue de la impresión 3D.

¿Qué es la fabricación aditiva?

Este término es común en entornos industriales especializados, como el aeroespacial o el automovilístico, para hacer referencia a un método para la fabricación o prototipado de piezas.

Este consiste en la superposición de capas del material escogido, hasta conseguir la forma deseada, por medio de diferentes tecnologías mucho más avanzadas y profesionales que la impresión 3D.

Además, son numerosas las tecnologías que se pueden aplicar dentro de la fabricación aditiva, como: la fusión de polvo (PBF), la inyección de material o el modelado por deposición fundida (FDM).

Asimismo, es posible crear piezas en diferentes materiales, ya sean los habituales en las máquinas de impresión 3D (plástico o ceras), u otros como el metal; lo cual permite desarrollar proyectos más complejos, en los que se busca la adquisición de piezas más resistentes y con mejores acabados, en un tiempo reducido.

En concreto, se suele emplear para la elaboración de prototipados rápidos, en la producción de series cortas o para la fabricación bajo demanda.

¿Qué es la impresión 3D?

Por su parte, la impresión 3D está destinada a sectores más pequeños y amateurs, donde los proyectos no son tan exigentes. Las impresoras 3D son mucho más asequibles, accesibles y sencillas que la maquinaria y tecnología utilizada para la fabricación aditiva, lo cual facilita a cualquier persona poder adquirir una para su hogar o pequeña empresa.

De esta forma, se puede cargar un diseño, previamente elaborado, en la impresora 3D y esta se encargará de imprimir el objeto en tres dimensiones. Pero tiene mayores limitaciones y los resultados no son tan buenos como los que se obtienen en la fabricación aditiva.

El plástico es el material habitualmente utilizado para la fabricación de las piezas u objetos, y serán las dimensiones de la impresora 3D lo que determine el tamaño máximo que se puede obtener para dicho diseño.

Lo cierto es que la impresión 3D se podría considerar como una de las variedades de la fabricación aditiva, que habitualmente sirve como ejemplo para explicar lo que la manufactura aditiva es de forma sencilla y conocida.

manufactura-aditiva-impresiín-3d

Beneficios de la fabricación aditiva

Frecuentemente, la fabricación sustractiva es el método más habitual para la realización de piezas metálicas, dejando la fabricación aditiva para pequeñas series de producción, que no requieran una exigencia mecánica muy alta, o bien se usan ambas de forma conjunta.

El cualquiera de los casos, el método escogido debe atender a conseguir los máximos beneficios para el proyecto de manufactura. Y en cuanto a la fabricación aditiva, estos son algunos de los grandes beneficios que puede aportar:

Menos derroche de material

En comparación con la fabricación sustractiva, que consiste en la obtención de una pieza por medio de la retirada de material sobrante de un bloque, la fabricación aditiva no genera tanto desperdicio.

Esto es así, porque esta última inyecta solo el material que se va a utilizar, pudiendo conseguir una reducción de desperdicios de hasta un 60% – 70%, o incluso más, con respecto a la manufactura sustractiva.

Mayor rapidez

Esta técnica permite que se desarrollen procesos de fabricación de piezas mucho más rápidos. Se pueden conseguir piezas en pocas horas. Esto es así porque el tiempo de preparación para la producción es menor, y también se pueden llevar a cambo reajustes en el diseño de forma inmediata.

Reducción de costes

El menor derroche de material ya supone de por si una reducción en los costes de producción por fabricación aditiva, así como el hecho de que los proyectos se desarrollen más rápido. Y, en general, es un proceso rentable para la fabricación de series cortas y prototipos.

Creación de piezas complejas

Hay ciertas formas y geometrías que son imposibles de conseguir por medio del mecanizado por control numérico computarizado (mecanizado CNC). En cambio, la fabricación aditiva permite tener una completa libertad, y facilita la obtención de piezas que sería casi imposible conseguir con otros métodos.

manufactura-aditiva

Reducir riesgos

La posibilidad de poder obtener prototipos en pocas horas, y realizar reajustes de diseño si es necesario de forma sencilla y rápida, es una gran ventaja de cara a conseguir una pieza definitiva perfecta, sin que esto suponga un gran coste.

Sigue aprendiendo sobre la fabricación aditiva y otros métodos de manufactura

En definitiva, se podría decir que la fabricación aditiva engloba todas las tecnologías o métodos que utilizan la adición de capas de material, para conseguir piezas y prototipos, como la impresión 3D.

Lo más adecuado, es conocer cada método de manufactura y sus beneficios, con el fin de saber cuándo es mejor utilizar cada uno de ellos, incluso de forma conjunta, para obtener así los mejores resultados de fabricación.

¿Quieres seguir aprendiendo sobre el mundo de la manufactura? Navega por nuestro blog, y descubre toda la información que hemos creado para ti. A continuación, te ofrecemos una serie de contenidos relacionados:

Asimismo, si necesitas recibir asesoramiento profesional para el diseño y fabricación de una pieza o prototipo, puedes ponerte en contacto con nosotros. En Grumeber somos especialistas en el mecanizado y decoletaje de todo tipo de piezas.  Estamos a tu disposición a través del correo grumeber@grumeber.com, o llamando al 93 588 91 90.