93 588 91 90 – Fax: 93 588 91 91 grumeber@grumeber.com

El mecanizado de piezas se realiza con ayuda de ordenadores capaces de controlar las maquinarias. Y con el surgimiento del mecanizado CNC, se logró automatizar dicho proceso gracias a la facilidad de control mediante un programa informático con la mínima intervención humana.

Su uso se expande a operaciones de montaje, inspección, trabajo sobre hojas metálicas, entre otros. Se puede aplicar a cualquier ámbito, el mecanizado por control numérico o CNC se usa más que nada en los procesos de mecanizado de metales o aluminios como el taladrado o el fresado. Gracias a su capacidad de automatización, la fabricación se realiza a un ritmo acelerado y genera resultados más precisos.

¿Cómo surgió el mecanizado CNC?

El mecanizado CNC surgió en el año 1940 gracias a los trabajos realizados por el ingeniero estadounidense John T. Parsons, el cual utilizó unas tarjetas perforadas como sistema de coordenadas de posición para controlar un centro de máquinas. Ocho años después, este sistema fue presentado a las Fuerzas Aéreas de los EEUU para ser patrocinado en los laboratorios del Instituto de Tecnología de Massachussetts (MIT).

Para el año 1952, el MIT creó el primero prototipo de una máquina CNC de mecanizado y, poco tiempo después, fue introducido en las fábricas de máquinas-herramientas para la producción de piezas metálicas, mientras seguían con su investigación para proporcionar al programador los medios necesarios para comunicar las instrucciones de mecanizado de piezas a la maquinaria de una forma más fácil.

Tipos de máquinas que funcionan con CNC

Entre las máquinas CNC más comunes se encuentran las fresadoras, las rectificadoras y los tornos. Las fresadoras son máquinas de corte automático capaces de trabajar hasta con metales. Los tornos son herramientas automatizadas que giran sobre su eje para dar forma al material.

Las rectificadoras, por su parte, usan discos abrasivos para realizar mecanizado por abrasión sobre el metal o el plástico. Estas máquinas son fáciles de programar y se usa en proyectos de mecanizado CNC que no necesitan de tanta precisión.

La tecnología del mecanizado por control numérico contiene información relacionada con la posición donde las partes de la máquina deben ser colocadas. Actualmente, la mayoría de estas herramientas están conectadas a una red de ordenadores donde reciben todas las instrucciones.

Aplicaciones del mecanizado CNC

Gracias a la automatización del mecanizado CNC, su uso se extendió a diferentes sectores industriales como la eólica, la aeronáutica e incluso la ferroviaria, donde las máquinas fresadoras CNC realizan el moldeo de trenes de aterrizaje y componentes del fuselaje.

Muchas industrias recurren al centro de mecanizado CNC para combinar distintas operaciones en una misma máquina. Por supuesto, es necesario que el mismo logre cubrir las necesidades de operaciones de desbaste, semiacabado y acabado de piezas utilizando múltiples cabezales con cambio automático.